PSICOLOGÍA

EL DOLOR DE PERDER A UN SER QUERIDO.

¿CÓMO REACCIONAMOS AL PERDER A UN SER QUERIDO? ¿ES SANo lo que sentimos?

Todo el mundo pierde a alguien al que quiere mucho a lo largo de su vida, pero, también dependiendo del momento vital en el que estés, tu reacción será una u otra, y podrás afrontarlo de forma constructiva o puede que necesites a alguien que te acompañe.

Comenzaremos definiendo ¿QUÉ ES EL DUELO?

Es el proceso de respuesta normal y adaptativo por el que atraviesa  una persona que ha perdido algo importante para ella (un ser querido, un animal, objetos, salud o incluso el empleo). Las pérdidas no sólo se refieren a la muerte de un ser querido, también podemos sufrir pérdidas a lo largo de nuestra vida de animales u objetos con los que tenemos un fuerte vínculo emocional.

 En primer lugar hay que saber que trata de un proceso y no de un estado, esto quiere decir, que es algo dónde la persona está activamente implicada llevando a cabo acciones para conseguir una adaptación al entorno, y no es algo que la persona lo sufre pasivamente, dónde no puede cambiar o modificar nada.

 

La pérdida de un ser querido, animal u objeto es siempre una experiencia complicada, es uno de los factores más estresantes al que se expone una persona a lo largo de su vida, especialmente si esto ocurre de una forma inesperada. El duelo puede iniciarse inmediatamente después o puede aparecer en los días o meses siguientes a la pérdida, limitado a un período de tiempo que varía en cada persona.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS QUE PUEDEN APARECER ANTE ESTAS SITUACIONES?

¿Cuáles son los síntomas que suelen  aparecen ante estas situaciones?

Ésta pérdida provoca un fuerte impacto emocional en nosotros que desencadena una serie de síntomas que nos informan de que nos encontramos ante una reacción de DUELO NORMAL:

Sentimientos:

–  Tristeza y ansiedad son las emociones básicas que se experimentan ante la pérdida, y las primeras en aparecer.

–  Rabia, irritabilidad, culpa (lo que se pudo hacer)

–  Cansancio, sentimientos de soledad

–  Shock

–  Anhelo

Síntomas Físicos: 

–  Dificultad para tragar o articular

–  Hipersensiblidad al ruido

–  Sensación de falta de aire

–  Debilidad muscular 

–  Sequedad de boca

–  Insomnio

Cogniciones:

–  Confusión–  Preocupación

–  Rumiaciones

–  Pensamientos intrusivos con imágenes del objeto perdido

Conductas

–  Sueños con el ser querido

–  Abandono de relaciones sociales

– Evitación de lugares y situaciones

–  Inquietud

–  Llanto

–  Visita de lugares significativos

–  Aferrarse a objetos relacionados con el ser querido.  

¿CÓMO PODEMOS DIFERENCIAR UN DUELO NORMAL DE UNO PATOLÓGICO?

Una reacción de DUELO NORMAL es aquella en la que el sentimiento que predomina es un sentimiento de vacío y de pérdida, además de existir una sensación de malestar que va decreciendo con el paso del tiempo y vuelven a aparecer en momentos puntuales con el recuerdo del ser querido. Estas reacción pueden ir acompañada de emociones positivas y de humor (en el duelo patológico esto es impensable, se sustituye por un sentimiento de miseria y de culpabilidad), además la autoestima suele estar conservada (en el duelo patológico sólo hay odio hacia uno mismo).

Si los síntomas que hemos comentado en el apartado anterior persisten durante más de dos meses y concurren junto con otros que citaremos a continuación, nos encontramos ante una situación de DUELO PATOLÓGICO. Las señales de alarma son:

  • Fuerte deseo por terminar con la vida de uno mismo, no encontrar sentido a nuestra existencia, no merecer la pena o no ser capaz de afrontar el dolor que la pérdida provoca.
  • ­ Una disminución en los movimientos o lentitud de los mismos (a la hora de caminar, o realizar alguna acción, como por ejemplo, coger algo, realizar alguna tarea)
  • ­    Culpabilidad excesiva y persistente por la muerte del ser querido
  •  Problemas de salud física (enfermedades cardiovasculares, inmunológicas, etc) o mental (ansiedad excesiva, cambios bruscos en el estado de ánimo, etc)
  • Experimentar sentimientos y emociones opuestas, reaccionando con agresividad ante la relación que existía con el ser querido a la vez que con anhelo y tristeza.

¿CÓMO PUEDO HACER SI HE PERDIDO A UN SER QUERIDO Y NO PUEDO AVANZAR?

Como hemos comentado, la tristeza y el dolor ante la pérdida de un ser querido es algo normal y un proceso adaptativo que debemos ir  atravesando poco a poco. No te preocupes si sientes este tipo de emociones o sensaciones, a todos nos da un vuelco al corazón ante la pérdida de ese ser que tanto queremos. Si  esas sensaciones persisten y no te dejen avanzar, no lo dudes, busca ayuda, contacta con un profesional especializado, te dará esas claves para poder superar ese malestar y sufrimiento que a veces se enquista y no nos deja avanzar.

Si estos dos fenómenos no se saben manejar, en lugar de aportar información interesante para el trabajo terapeútico, empezará a perjudicarlo y a crear confusión.

Esperamos que este post os haya podido servir para acercaros un poco más nuestra profesión y las variables que entran en juego en una intervención psicológica.

ANA GARZÓN NOFUENTES

CM-02625

Psicóloga Essential

Categorias

Psicología

Logopedia

Psicopedagogía

Disciplina Positiva

PIDE CITA: 672 174 048