Psicología

¿QUÉ PUEDO HACER PARA MEJORAR MIS HÁBITOS DE ESTUDIO?

¿Qué puedo hacer para mejorar mis hábitos de estudio?

 

LLega la vuelta al cole, al instituto, nuevas etapas en la universidad, y la carrera de fondo más dura “la vida del opositor”… Cada cosa a su edad, cada uno con sus esfuerzos  y  objetivos correspondientes, pero todos tienen algo en común:   ORGANIZACIÓN, PLANIFICACIÓN, RUTINA Y ESTUDIO.

 

Cuántas veces has llegado a ese examen en el que tanto tiempo y esfuerzo has invertido, y …  ¡pum! el resultado no es el esperado, te enfadas, te frustas e incluso te dan ganas de tirar la toalla porque consideras que has hecho todo lo que podías, y seguramente fuera así, pero…

 

 

¿TE HAS PREGUNTADO ALGUNA VEZ SI LA ESTRATEGIA DE ESTUDIO ERA LA ADECUADA? ¿SABÍAS REALMENTE CÓMO DESARROLLAR TODO TU POTENCIAL?

A veces pensamos que cuantas más horas dediquemos al temario mejor resultado obtendremos, pero nos equivocamos, la realidad es que no vale de nada tirarse 4 horas delante del libro si realmente sólo le sacamos provecho a 1 hora. Para lo único que nos sirve es para agobiarnos aún más por no haber cumplido los objetivos marcados.

 

¿QUÉ TENGO QUE TENER EN CUENTA A LA HORA DE PONERME A ESTUDIAR?

 

En este post encontrarás algunas  pautas que te ayudarán a  sacar

el mayor partido al tiempo de estudio invertido,  la máxima rentabilidad y productividad posible, y así poder conseguir alcanzar tus objetivos:

1. Define tus Metas. Qué es lo que quieres conseguir  y por qué quieres hacerlo, la motivación puede ser el motor que te impulse en tu camino.

2. Conócete a tí mismx. Es importante saber identificar los mensajes que tu  cuerpo te  manda cuando estás  activadx,  saturadx, despejadx… reconcerlas y mimarnos un poco.

3. Diseña un planning. ¿Cuántas veces podemos modificar un mismo planning? MUCHAS, y eso no es necesariamente algo negativo, porque tu esquema no es algo  inamovible ni estático, que no pueda modificarse, si no que puede haber imprevistos, circunstancias, o necesidades que no nos permita cumplir con nuestra tarea, y para estas ocasiones se admite la modificación. Si se recomienda seguir en la medida de lo posible la organización que te hayas marcado para poder aumentar la sensación de control sobre la material. 

4. Márcate Objetivos realistas. No vale de nada perder tiempo haciendo un planificación si los objetivos marcados se escapan o son difíciles de conseguir. Los objetivos tienen que ser: sencillos, concretos y alcanzables, es decir, lo que te propongas conseguir en ese tiempo tiene que ser estar bien definido y que sepa que lo puedo conseguir. Los objetivos exagerados, fuera de límites sólo sirven para angustiarnos por no conseguirlos. 

5. Explora tu concentración. La atención tiene picos en los que se encuentra más activada y otros en los que decae, al estar en un actividad sostenida en el tiempo como es “estudiar”. Se trata de identificar en qué momento del estudio mi concentración está en su punto álgido y rentabilizar las materias, de manera que cuando estés más concentradx aproveches para hacer aquella actividades que requieran más de tu atención, que te resulten más difíciles o más pesadas.

6. Crea una rutina de trabajo. Trata de estudiar a la misma hora y en el mismo lugar. Fisiológicamente se produce una asociación entre la habitación , las horas del día en que lo haces y el hecho de estudiar en sí. Es importante que el lugar donde lo hagas, ya que pasarás tiempo allí, sea lo más cómodo y tranquilo posible para tí.

7. Organiza repasos. Dedica una parte del día (preferiblemente la última, ya que estarás más cansadx y te vendrá bien para activarte) a repasar la materia a través de pequeños exámenes que te pongas. En la repetición está la base de la retención.

8. Evitar los atracones y las prisas de última hora. De nada sirve tratar de hacer en un 1 día lo que no has hecho en semanas o meses, lo único que puedes conseguir es liarte aún más. Además es preferible estudiar en períodos cortos espaciados en el tiempo, que en intervalos de tiempo prolongados sin descanso, recuerda que la atención y la concentración varían en el tiempo.

9. Desconecta de las Redes Sociales y Dispositivos electrónicos. Evita tener cerca todo aquello que te distraiga de la tarea y del objetivo marcado para el día. Simplemente propóntelo como un objetivo más de tu planning.

10. Descansar es IMPRESCINDIBLE.  Algunas veces cogemos tiempo de la noche para suplir las horas que nos han faltado durante el día restando horas de sueño, esto es un error. La mente al igual que el cuerpo NECESITAN descansar y desconectar, además es justo mientras duermes cuando tu cerebro aprovecha para consolidar la información aprendida. No olvides durante el estudio, organizar pequeños descansos (tiempo que consideres oportuno, pero normalmente 15 – 30 minutos por cada hora y media aproximadamente).

11. AUTORREGALOS. ¿Y porque no? date un caprichito, prémiate por tu esfuerzo, por ir avanzando en tu planificación, y por ir consiguiendo y alcanzando tus metas diarias.

 

La clave del éxito es la constancia y el primer paso para conseguirlo es CREERSELO, ¡Puedes hacerlo! Con una adecuada estrategia de estudio, una buena actitud y tu potencial llegarás donde te propongas!

 

Si te asaltan dudas acerca de diseñar  una buena planificación para este curso o proyecto que tienes por delante, si no sabes cómo organizarlo, si consideras que te faltan técnicas y estrategias de estudio, no lo dudes, contacta con un profesional. Nuestras especialistas te darán darte las claves necesarias para ayudarte a optimizar tu rendimiento.

Ana Garzón Nofuentes. Psicóloga Essential. 

Categorias

Psicología

Logopedia

Psicopedagogía

Disciplina Positiva

PIDE CITA: 672 174 048